Elimine usted mismo las filtraciones de agua en esta época de lluvias

La humedad es la eterna enemiga de una edificación y su presencia es la peor pesadilla para un inmueble provocando daños estéticos y estructurales que de seguro vienen acompañados de gastos extras. La solución más efectiva es la impermeabilización.

 En Ecuador, no contamos con normas exigentes en cuanto impermeabilización como en otros países, sólo hay una regularización para la construcción y el uso de materiales. Por esa razón, en nuestro país la impermeabilización preventiva depende mucho del constructor, decisión que además se ve afectada por la intención de abaratar costos utilizando elementos muy poco efectivos como el plástico.

 Algunas de las alertas más comunes para reconocer los problemas de filtración de agua, son: el surgimiento de goteras, mal apariencia de los acabados, desprendimiento de pinturas, el enmohecimiento con manchas y hongos, la oxidación de armaduras de hierro y sobre todo la identificación de un olor desagradable por falta de ventilación natural que a lo largo origina enfermedades respiratorias, digestivas y dermatológicas.

 Sin duda, impermeabilizar los inmuebles es una técnica de prevención y ahorro a largo plazo. Si el problema está identificado y no es de gran impacto o complejidad, la opción de hacerlo uno mismo desde casa con un impermeabilizante líquido es una adecuada elección para reparar algunas filtraciones pequeñas en cubiertas, antepechos, filos de ventanas y áreas de difícil acceso” menciona Sebastián Prado, gerente técnico de Imptek – empresa líder en la impermeabilización de construcciones.

Los impermeabilizantes líquidos se caracterizan por formar una membrana in situ, que posee alta resistencia a la intemperie y a los rayos ultravioleta, también una gran adherencia a los materiales de construcción y aquellos de color blanco proveen de una alta reflectividad – capacidad para reflejar los rayos del sol evitando la transmisión de calor hacia el interior de los ambientes.

Antes de usar un impermeabilizante líquido, se sugiere revisar la superficie de la cubierta o pared, conocer el uso que se le va a dar al área e identificar problemas como: existencia de fisuras, sumideros taponados, juntas en mal estado, empozamiento por falta de pendientes, etc.

Después de esta etapa de preparación, para eliminar uno mismo las filtraciones de agua en la casa el proceso es el siguiente:

  1. Limpiar y preparar la superficie eliminado polvo y cualquier material suelto
  2. Distribuir con un rodillo el imprimante líquido en el área a reparar
  3. En caso de ser necesario, corregir las fisuras*
  4. Esperar de 30 a 60 minutos
  5. Aplicar una primera capa de impermeabilizante líquido
  6. Secar de 2 a 4 horas
  7. Aplicar una segunda capa del impermeabilizante líquido con dirección transversal a la primera ya aplicada.

Siempre que se sigan las instrucciones del fabricante, su aplicación no requiere mano de obra profesional y provee de una garantía de 3 a 5 años; sin embargo, siempre es recomendable estudiar a detalle cada complicación de forma personalizada ya que lo ideal es cortar de raíz el problema de humedad, y no sólo hacer trabajos reparativos o estéticos que duran poco tiempo.

Hay que aclarar que los impermeabilizante acrílicos son fáciles de aplicar, rendidores y duraderos; previenen el ingreso del agua al hogar y se aplican en el exterior – típicamente en losas y paredes exteriores; pero no solucionan problemas de humedad que ingresan por capilaridad y para eso es mejor hacer un buen diagnóstico con expertos en el área como es la red de socios Imptek, a nivel nacional.

Facebook
Twitter